RECOMENDACIONES PARA LAS TAREAS DE CASA

25 de abril de 2020

Llevan encerrados más de cuarenta días. Esos mismos niños que nos han demostrado una gran capacidad de adaptación y paciencia empiezan a manifestar irritabilidad, trastornos del sueño, falta de apetito y/o apatía.

No sólo les afecta la falta de ejercicio, de disfrutar al aire libre y la falta de socialización, también les afecta el estado de ánimo y las preocupaciones de los adultos con los que conviven. Los adultos somos su soporte emocional y actualmente, por las circunstancias que estamos viviendo, ese soporte está muy deteriorado.  Vivimos en un estado constante de incertidumbre al que aún no nos hemos acostumbrado.

Los padres y madres, en su afán de que a sus hijos les afecte lo menos posible esta situación, se desviven por ofrecer cientos de actividades que no siempre llegan de buen grado a los pequeños. A veces porque no son adecuadas para su edad, otras porque no les apetece en ese momento. Al final conseguimos en algunos casos, provocar más mal que bien en ellos.

Es importante respetar el ritmo de desarrollo de los pequeños. Quizás algunos consejos os pueden ayudar:

  • No lo agobiéis con fichas (actividades de colorear y otras manualidades que requiera de sentarse largos tiempos). Aún son pequeños y este tipo de actividades deben de ser pocas y dedicarles poco tiempo. Lo aconsejable sería tres en semana. Diferente es que ellos deseen libremente coger un folio y colorear.
  • No forzarlos a jugar a algo. Para aprender hay que estar motivados y en el caso de los peques con mayor razón. Mostrarle la actividad y después dejad que decidan ellos si quieren o no hacerlo. Quizás en otro momento nuestra sugerencia la acojan con más agrado y motivación.
  • No ofrecer muchos juguetes a la vez. Tener a la vista demasiadas opciones les puede llegar a saturar y terminar desmotivando.
  • Cambiar los juguetes cada cierto tiempo (quince días o un mes). Los niños son curiosos por naturaleza y encontrar cosas nuevas o redescubrir algo los motiva para investigar y jugar.
  • Ofrecerles objetos de la vida cotidiana (pinzas, fiambreras, tapas…). Normalmente ellos lo prefieren a los juguetes específicos para ellos y son muy útiles para aprender características de los objetos, como color, forma, tamaño… así como desarrollar los sentidos, desarrollar la creatividad, etc.
  • Ofrecer actividades de ejercicio físico, dentro de las posibilidades que ofrezca vuestra casa.
  • Aprender de la vida cotidiana. Ahora más que nunca hay que aprovechar lo que la vida nos ofrece y disfrutar del día a día y aprender de lo cotidiano (poner la mesa, exprimir un zumo, fregar cacharros, regar una planta, ayudar a cocinar…)

“LO MÁS IMPORTANTE ES SU BIENESTAR EMOCIONAL”

Comprender la situación que están viviendo, ponernos en su lugar, nos ayudará a tener más paciencia de lo habitual. Abrazarles mucho, pedirles las cosas con una sonrisa, sin llegar a la reprimenda, ayudan bastante a que las cosas fluyan mejor.

CREATIVIDAD vela por el bienestar de sus niños y niñas, por ello estamos a vuestra disposición en todo momento, para ayudar a las familias, en esta situación que estamos viviendo. Pronto estaremos juntos.

(Elena de Paz López. Educadora de Creatividad,)

TODO VA A SALIR BIEN